Cien historias, Cien extraños

Abogada del Diablo

Heridas y manchas la marcan. Son gritos, picos de ira que tienen nombre.
Mueve sus extremidades grácil y ágilmente, esconde su cuerpo; los tontos no lo ven. Su voz cantarina endulza y jamás tiembla, brillan sus ojos cuando no los esconde tras vidrios negros.
Sonríe; hace que creas en un mundo feliz tan solo con eso. Ríe; y aunque ese sonido es llevado por el viento, continúa vibrando en algún lugar de mi pecho. Duerme al lado del ojo de una tormenta. ¿Qué hace cuando la oscuridad nace? ¿Cierra sus ojos para dormir? Si acaso sueña, me gustaría que fuese conmigo. Yo sueño con ella. Dos personas diferentes viven en su cuerpo. El físico se queda en este mundo ordinario y a través de sus ojos se ve como su mente ya está lejos; fantaseando con cuentos de hadas.
Es su mano lo que quiero tomar, pero me aterra que se rompa en mil pedazos. Sus labios son maltratados con besos infames. Su piel es tocada por un amor indigno y dominante.
Hay lágrimas escondidas en el ropero. Gritos que rebalsan la almohada.
Un día vino con demasiado maquillaje, la noche anterior debió de ser una mala. Intenté persuadirla, pero sus palabras engañosas, rápidas, eran rivales astutos.
Era la abogada del Diablo, repetía sus frases con la ambición de creérselas. Cerraba sus ojos, escondía su mente. Danzaba con mentiras y farsas todo el día, le dolían los pies luego de actuar para tanta gente, muchas horas. Sabía curar a las personas porque había aprendido a sanar por sí misma.
Le ofrecí mí armadura, le dije que poseía la espada capaz de matar al dragón de sus pesadillas, pero intentaba salvar a una princesa que se había encadenado ella misma. La llave de su atadura colgaba en su cuello.
Solo debía tomar coraje y unir la mente a su cuerpo y yo… yo estaría listo para ir a su rescate.

 Safe Creative
Abogada del Diablo - 
(c) - 
V. J. Bernal 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mírame - Capítulo 6

Destrúyeme ya está disponible!

Cien Historias, Cien Extraños