Ni una persona menos

A quien lo lea:

Solo pretendo que se entienda el simple hecho de que soy una persona. Alguien que merece respeto, así como yo doy el mismo. 
No es difícil comprender que si NO QUIERO, no me podes OBLIGAR. Que no hay ningún tipo de justificación hacia la maldad. Que soy un ser individual, y como tal, no tengo dueños. Que mi vida la vivo como quiero; eso incluye mi vestimenta, mi maquillaje, mi lenguaje, mis amistades, y la forma en que uso y llevo mi cara y cuerpo. 
Te pido por favor que no confundas las cosas. Si paso por delante tuyo en la calle, si coincido con vos en el colectivo o subte, si me subo a tu taxi o remis, nada de eso te da pie ni derecho a pensar que podes hacer conmigo lo que se te plazca, o decirme lo primero que se te cruce por la cabeza. 
No te pertenezco más porque me marques a golpes, imponiéndote ante mi. Y que no uses los puños no te salva ni excluye de usar la violencia, porque una palabra agresiva pesa lo mismo que tu mano contra mi piel. 
No esperes a tapar con tierra a un ser querido para tomar conciencia. No hagas un cambio de rol entre victima y victimario simplemente porque se excusó o lloró ante quien tenía que hacerlo y solo por beneficio propio, eso también es violencia, y nada la justifica. NADA.
MIRAME y ESCUCHAME, me defendiendo a MI, no a una ideología. No peleo por tener la razón, te relato una verdad; una realidad. Solo espero que estas cosas sirvan para que el futuro sea educado con otros valores totalmente diferentes. Unos mejores.
Para ser los seres vivientes con el cerebro más desarrollado, dejamos mucho que desear.


De parte de una simple persona.

#NiUnaMenos o como yo lo prefiero: #NiUnaPERSONAMenos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mírame - Capítulo 6

Destrúyeme ya está disponible!

Cien Historias, Cien Extraños